Tienen la misma capacidad de llegar al orgasmo una mujer de 25 que de 90 años. ¡El clítoris no envejece!

Publicado por / en Porno para mujeres, Preguntas sexuales, Todos los post / 0Comentario

Tienen la misma capacidad de llegar al orgasmo una mujer de 25 que de 90 años. ¡El clítoris no envejece!

ENTREVISTA

 

Lara Avargues Martínez, psicóloga especializada en sexología clínica y terapia de pareja.

Tengo 24 años. Vivo en Valencia. Soy feminista de corazón y acción. Trabajo para hacer visible la desigualdad. Educo en afectividad y sexualidad, siempre desde una perspectiva de género.

 

 

 

“Tiene la misma capacidad de llegar al orgasmo una mujer de 25 que de 90 años. ¡El clítoris no envejece!”

¿En qué consiste tu trabajo?

Como profesional en psicología, ayudo en el aprendizaje de técnicas y estrategias para que la misma persona pueda afrontar y superar las dificultades de su vida diaria. Soy una guía en el proceso de crecimiento personal y en la estimulación de habilidades y estrategias propias. En cuanto al asesoramiento o a la educación afectiva y sexual, trabajo en la resolución de inquietudes, dudas o dificultades de materia sexual o de pareja. Gracias a la terapia o a la formación, se orienta a las personas para que vayan encontrando sus mejores recursos que les permitan mejorar su vida sexual y crear relaciones interpersonales más sanas e igualitarias.

 

¿En los colegios se educa bien en materia sexual?

No. Actualmente, la mayoría de los programas sobre educación sexual se centran en la Salud Reproductiva, con el objetivo de prevenir o reducir los índices de embarazos inesperados y las ITS. Se orientan en el problema promoviendo una visión negativa de la sexualidad, buscando la abstinencia de los/las jóvenes y olvidando las sensaciones de bienestar y placer que proporciona el ejercicio sano y responsable de la sexualidad.

Los sexólogos y las sexólogas defendemos una educación afectiva y sexual integral más temprana, que promueva conductas sexuales saludables, sensibilice y visibilice la diversidad sexual, siguiendo siempre una perspectiva de género, donde se desmitifique

 

Entonces, ¿nos educamos con el porno?

Sí, y el problema es que el porno actual mitifica la sexualidad mostrando cuerpos perfectos, cercanos al canon de belleza inalcanzable, impuesto por una sociedad sexista. Es coitocentrista, con cámaras enfocadas únicamente en los genitales, a un proceso mecanizado sin erotismo y sensualidad y con prácticas que degradan a la mujer, siguiendo los valores actuales de esta sociedad machista. No enseña la normalidad de las relaciones sexuales, sino que construye un imaginario colectivo generosexuado y heteronormativo, al servicio de un espectador masculino.

 

¿Continúan las mujeres siendo el canal de placer de los hombres?

Sí, sigue habiendo un modelo de sexualidad que considera la satisfacción de la mujer como respuesta a la del hombre, reflejando el papel de la mujer en nuestra sociedad. Considero que no hemos sido educadas para vivir libremente nuestra sexualidad. Por tanto, las mujeres debemos ser conscientes de ello y empezar a responsabilizarnos de nuestra sexualidad.

 

¿Qué es lo primero que deberíamos cambiar?

La sexualidad femenina está asociada muchas veces al amor romántico o a la intimidad emocional.  Este mito aún sigue vigente, aunque no en forma visible o consciente, ya que, si el deseo sexual en la mujer se evidencia demasiado o se libera como instinto primitivo, socialmente no sería “bien visto” como conducta femenina esperada y aprobada.

 

¿Estamos más pendientes de cómo hay que ser que de cómo disfrutar?

Cuando nuestra mente está pendiente de nuestro físico, de nuestras imperfecciones únicas, de hacerlo bien durante la relación sexual, preocupadas por el placer de la otra persona, es imposible disfrutar. No focalizamos la atención en nuestras sensaciones, las perdemos, no dejamos a nuestros 5 sentidos percibir cada caricia y contacto con nuestra piel o cada sabor experimentado por nuestros labios. Es indispensable quererse y aceptarse para vivir una sexualidad placentera. ¡Libera tu mente y liberaras tu cuerpo!

Además, el clítoris no envejece. ¡Una vez que la mujer llega a la madurez de su desarrollo, este órgano mantiene la sensibilidad para el resto de su vida!  Es decir, que tienen la misma capacidad de llegar al orgasmo a una mujer de 25 o de 90 años. Todos son diferentes: más grandes, más pequeños, más expuestos o más escondidos, sin embargo, esto no influye en nada con la intensidad del placer que proporcionan.

 

¿Qué sucede cuando una mujer tiene un orgasmo?

El orgasmo sexual por excelencia es el cerebro. La vagina y el clítoris son los canales a través de los cuales se puede alcanzar el orgasmo. Incluso, hay mujeres que llegan al orgasmo utilizando la estimulación de los pezones como medio, o imaginando fantasías.

Teóricamente, el orgasmo son contracciones simultáneas y rítmicas del útero, del tercio exterior de la cavidad vaginal y del esfínter anal. No obstante eso, cada mujer experimenta y siente los orgasmos de un modo diferente, lo que los/las sexólogxs llamamos Huella Digital Orgásmica. El placer experimentado es algo subjetivo y se alcanza de muchas formas (ninguna mejor que otra), por eso es importante conocer nuestro cuerpo, reflexionar sobre cómo nos gustaría que fueran nuestra relaciones sexuales, experimentar y poner en práctica nuestros deseos y fantasías, hablar de nuestra sexualidad y liberar nuestro deseo sexual. Para todo esto es necesario recibir una educación que nos ayude a vivir nuestra sexualidad plena y libremente.

 

Dicen que podemos ser multiorgásmicas, ¿qué significa exactamente?

Una mujer multiorgásmica es una mujer que tiene la capacidad de tener varios orgasmos en una misma relación sexual (no solo asociada a la penetración), además de poder encadenar uno con otro para que la sensación placentera del orgasmo pueda durar mucho más y sea más intensa.

 

Hemos encontrado información muy diversa sobre si las mujeres tienen próstata…

Durante el desarrollo embriológico inicial, el patrón básico es femenino, es decir, todos somos mujeres. Esto cambia cuando el embrión masculino empieza a producir testosterona alrededor de la octava semana de gestación. Sólo entonces el desarrollo físico de los cuerpos masculino y femenino diverge, aunque menos de lo que creemos.
Es necesario que el embrión femenino inicialmente tenga estructuras que puedan diferenciarse ya sea en los órganos sexuales y reproductivos masculinos y femeninos. Por tanto, esto significa que el tejido a partir del cual se desarrolla la glándula prostática masculina, debe estar presente también en la mujer, dando lugar a la glándula prostática femenina o glándulas de Skene.

 

 ¿Qué les dirías a las personas que tienen algún problema sexual y/o de pareja y dudan en acudir a un sexóloga/o?

Acudir a un/a especialista en sexualidad, te ofrece muchos beneficios a nivel de intimidad y pareja. Una consulta sexual es un espacio cómodo para hablar abiertamente sobre relaciones sexuales y de pareja, sin prejuicios y con total confidencialidad. Así que… ¡Atrévete, sal de tu zona de confort! Tu vida sexual no es algo secundario, merece tu total atención.

About the author

EqualitySEX

Website:

Artículos Relacionados

Las claves para hacer masajes eróticos

Los masajes eróticos son una fantástica manera de relajar y...

La virginidad no existe, es un invento machista. Hablemos del himen.

En algún momento de tu vida seguramente habrás dicho: “yo...

Aclarando conceptos: clítoris, punto G de la mujer y otros mitos

Cómo es y dónde se encuentra el clítoris El clítoris...

Deja tu comentario